Urbanismo da luz verde al centro deportivo de Teatinos tras dos años

La empresa Udisa ya tiene vía libre para iniciar las obras del complejo deportivo de Bizcochero-Capitán en Teatinos. Tras meses de desavenencias con la Gerencia municipal de Urbanismo por desajustes en el proyecto vinculados con el suelo destinado a uso comercial, el Ayuntamiento ya ha concedido la licencia de obras que permitirá levantar el recinto. La promotora ha tenido que introducir algunas modificaciones en el proyecto, una concesión adjudicada en abril de 2005, por lo que han sido necesarios más de dos años de trámites para vislumbrar la fecha en que se pondrá la primera piedra.

El edil de Urbanismo de Málaga, Manuel Díaz, explicó que la licencia ha sido concedida y que sólo falta expedirla, que sería el último paso antes de iniciar las obras. Ese trámite se cubrirá, presumiblemente, a finales de septiembre. En cualquier caso, el tema ha quedado desbloqueado y el concejal valoró que Teatinos, una de las principales zonas de expansión de la capital malagueña, vaya a estar dotada por fin con un gran equipamiento deportivo.

El presidente de Udisa, José Joaquín Erroz Lecumberri, informó de que el permiso sólo está pendiente del informe medioambiental, que se ha demorado porque agosto es un mes inhábil, dijo. Informó también de que Urbanismo le trasladó su resolución en el mes de junio y, a su juicio, el proyecto no ha sufrido ninguna modificación, sino «que se ha ajustado al proyecto de adjudicación». Calculó que las obras podrían iniciarse en el mes de octubre.

Díaz precisó, no obstante, que la empresa ha tenido que introducir algunas modificaciones en el proyecto, en concreto, detallar el destino que la promotora pretendía dar al suelo destinado a uso comercial. Esa falta de concreción es lo que había motivado que Urbanismo denegara la licencia de obras hace unos meses.

Según explicó a principios de junio el entonces concejal de Urbanismo, Juan Ramón Casero, el proyecto «no se ajustaba a las condiciones pactadas», ya que no especificaba el uso del 40 por ciento del volumen edificable. La parcela afectada, ubicada justo enfrente de la Ciudad de la Justicia, tiene 30.895 metros de superficie y una edificabilidad de 15.448 metros. El Ayuntamiento adjudicó a Udisa el derecho de propiedad de este suelo público en abril de 2005 para levantar un complejo deportivo. La concesión administrativa es para 50 años.

Respecto al uso comercial, que ya ha sido perfectamente detallado, Manuel Díaz apuntó que la empresa construirá una cafetería, un quiosco y una tienda vinculada a material deportivo.

Salvado este obstáculo, parece que todo sigue igual. Tal y como estaba previsto, el grupo Ávalo será el encargado de la explotación del centro. Erroz Lecumberri destacó que «tiene mucha experiencia» y que «hará un trabajo extraordinario». Ávalo también concurrió al concurso de adjudicación de la parcela, pero Udisa se impuso, entre otras cosas, porque ofreció un aval de seis millones de euros, el doble que su contrincante.

El alcalde de Málaga pide a la Junta que el metro «se saque del debate político»

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, consideró hoy que «no están justificadas» las críticas de ayer de la consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, acerca de que el Ayuntamiento había dilatado los trabajos de la línea 2 del metro (La Malagueta-Martín Carpena) por «intereses o calendarios políticos». El regidor del PP exigió que estas cuestiones se aborden en el seno de la comisión de seguimiento contemplada en el convenio del suburbano o en una reunión con la representante del Gobierno andaluz, así como que el proyecto «se saque del debate político».
De la Torre, que recordó que la comisión de seguimiento no se reúne desde finales de 2004 y que el pasado 16 de agosto el presidente de la Junta, Manuel Chaves, se comprometió a que cuanto antes haya una nueva convocatoria, abogó por que «se busquen soluciones de consenso para que el metro se haga lo más barato posible y lo mejor técnicamente y con unas obras que sean compatibles con el desarrollo de la ciudad». «Ahí estará el Ayuntamiento, pero no en un debate innecesario o en una polémica estéril», apostilló.
Insistió en que el Ayuntamiento «siempre estará en la colaboración leal para que esta obra salga adelante, a pesar –matizó– de las dificultades derivadas de haberla hecho por el sistema de concesión a una empresa privada».
En cuanto a la línea 2, De la Torre reconoció que el Ayuntamiento «ha insistido mucho en la necesidad de hacer desvíos de tráfico», pero porque «eso permite que la obra sea compatible con la vida de la ciudad».
Además, hizo hincapié en que se trata de algo asumido finalmente por todas las administraciones, poniendo como ejemplo la conexión provisional entre la calle Pacífico y la MA-21, abierta al tráfico por el Ministerio de Fomento el pasado 21 de agosto.
Línea 1
El primer edil malagueño recordó, asimismo, a la consejera que el Ayuntamiento ha reclamado en varias ocasiones que la línea 1 (La Malagueta-Teatinos) se hubiera puesto en marcha y sobre todo tener los proyectos. «Si hay retrasos será por la responsabilidad de quien está en ese tema sin poner los proyectos sobre la mesa», criticó.
«Lo que importa es que vaya todo junto y rápido y ahora mismo la línea 1 está frenando el desarrollo total de la puesta en marcha definitiva», subrayó a los periodistas, al tiempo que dijo que la concesionaria, Metro Málaga , y la Junta han de contar con la colaboración municipal para ver cómo se resuelve el tramo común de las líneas 1 y 2. «Es un reto para la ciudad y lo que importa es que se haga bien», concluyó.
Precisamente para evitar que haya nuevos retrasos, la consejera de Obras Públicas y Transportes anunció ayer que se incluirán garantías jurídicas en el proyecto de la línea 1 que impidan injerencias municipales.

La UMA no aprobará la segunda fase de la ampliación del campus hasta que prevea más zonas verdes

En una reciente reunión con el estudio de Ángel Asenjo, responsable del planeamiento de esta parcela, la rectora, Adelaida de la Calle, propuso que el documento recogiera una cantidad de zonas verdes y ajardinada mayor, según relata Morales, lo que obligó a rediseñar la propuesta. Según sus previsiones, a finales de septiembre o principios de octubre quedará listo y se podrá convocar el concurso y licitar la obra.

La pastilla tiene una extensión de 400.000 metros cuadrados y discurre al Norte de la que ya está en ejecución (visible desde la autovía A-357, que comunica con Campanillas y el PTA). Acogerá un complejo de colegios mayores y un parque científico-empresarial, destinado a incentivar la colaboración entre los grupos de investigación de la UMA y el tejido empresarial malagueño. A ello, se añadirá la nueva escuela universitaria de Turismo, el pabellón de gobierno, las facultades de Económicas y Psicología, el Paraninfo y un edificio para actividades culturales.

La Universidad pretende que la mayor parte de esta fase culmine en el año 2010, lo que permitirá desalojar la mayoría de las actuales facultades de El Ejido. El Ayuntamiento de Málaga asumirá entonces la titularidad del suelo.

Nuevas facultades

Ya está prácticamente lista la urbanización de los viales de acceso y parte del ajardinamiento de la primera fase de la ampliación, que estará dotada de una amplia red de carriles-bici. La circulación y el aparcamiento será perimetral, para dar prioridad al peatón y al transporte público. A su vez, se trabaja en la estructura de la nueva Escuela de Ingenierías (Politécnica e Industriales) y la del Complejo Económico Social, que acogerá las facultades de Empresariales, con sede en El Ejido, y de Estudios Sociales y del Trabajo, que ahora está en El Palo. Según los plazos fijados por la Universidad, ambas comenzarán a funcionar en octubre de 2008, esto es, dentro de dos cursos.

La primera fase de la ampliación de Teatinos se cerrará con la construcción de la Escuela de Ciencias de la Salud, que acogerá los estudios de Enfermería, Fisioterapia, Terapia Ocupacional y Podología, en el extremo sur de los terrenos (junto a la autovía) y cuyos trabajos comenzarán a finales de año.

Los peritos crearán una incubadora empresarial en el campus de Teatinos

Los peritos podrán comenzar a construir a mediados del próximo año un nuevo edificio en el Parque Científico Empresarial, situado en los terrenos de la segunda fase de la urbanización de la ampliación del campus de Teatinos, de la Universidad de Málaga. El recinto servirá de incubadora de empresas para los profesionales que empiezan, integrados en el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales, aulas de formación de postgrado permanentes, laboratorio de mediciones acústicas, laboratorios de ensayos de resistencia al fuego… Se levantará sobre una parcela de 7.500 metros cuadrados, conjuntamente con la Asociación de Instaladores de Electricidad y Fontanería.
Ya se ha firmado un protocolo de intenciones con la UMA, según destacó el decano del Colegio de Peritos, Antonio Serrano, para llevar a cabo este ambicioso proyecto, que se concretará después del verano. Se unirá a otras importantes iniciativas llevadas ya a cabo por esta entidad profesional, como el visado electrónico o la creación de mesas de trabajo con reuniones periódicas en aras a crear una mayor agilidad y calidad en los expedientes. «Esto va a redundar, sin duda alguna, en beneficio de los ciudadanos», añadió Serrano, quien resaltó las buenas relaciones del Colegio con las administraciones, fundamentalmente con el Ayuntamiento y la Delegación Provincial de Industria. «Con la Delegación de Empleo y la Inspección Provincial de Trabajo formamos parte de la mesa intersectorial de la Construcción, para colaborar en la prevención de riesgos laborales y minimizar esa lacra que tiene la sociedad», añadió el decano.
Celebración. El Colegio de Peritos celebra hoy el segundo día de la profesión. Durante el acto se distinguirá al colegiado Antonio López con el nombramiento de colegiado de honor. Del mismo modo, la rectora de la UMA, Adelaida de la Calle, recibirá el título de colegiada honorífica.

Noticia extraída de: La Opinión de Málaga.

La UMA se moverá sin humos en el nuevo campus

Los arquitectos del estudio de Ángel Asenjo están en la actualidad modificando el proyecto primitivo de la ampliación, para eliminar el tráfico rodado, favorecer así el uso del transporte público y lograr un «ambiente más amigable» en el campus, como explicó el vicerrector de Infraestructuras, Rafael Morales.
La segunda fase de la urbanización comprende una superficie de unos 250.000 metros cuadrados. La alternativa al coche particular puede ser el metro. La Universidad acaba de mantener contactos con la Consejería de Obras Públicas y la Oficina de Metro Málaga en los que ha propuesto la ampliación de la línea 1 en un kilómetro de longitud, aproximadamente, hasta el final del campus, por el boulevar Louis Pasteur, por donde el suburbano discurrirá en superficie. Se incluirían así dos nuevas estaciones, que recibirían el nombre de `Rectorado´ y `Colegios Mayores´, según explicó también la propia rectora, Adelaida de la Calle, que subrayó el grado de compromiso de la institución académica con la sociedad y el medioambiente.
También se negocia con el Ayuntamiento la ampliación de las líneas de la EMT que actualmente prestan servicio en el campus de Teatinos.
Tan sólo se mantendrá un carril de servicios que recorrerá el interior del campus que podrá ser utilizado por vehículos de proveedores y repartidores de materiales o maquinaria, a un horario determinado y exclusivo. «El carril estará delimitado por vallas de protección o por bolardos», añadió el vicerrector de Infraestructuras.
Por otra parte, Teatinos será el primer campus andaluz que contará con un sistema público de transporte gratuito para los miembros de la comunidad universitaria. En octubre se pondrá en marcha una experiencia piloto para que alumnos, profesores y personal de administración y servicios puedan desplazarse en bicicleta de facultad a facultad. La Universidad recibirá una flota de cien vehículos, que se dispondrán en tres bases situadas en lugares diferentes del campus.

La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, a través de la Agencia Andaluza de la Energía, firmó el pasado mes de febrero un convenio con la institución académica para el desarrollo de este plan pionero en materia de movilidad urbana, que permitirá que se evite la emisión a la atmósfera de 131.600 kilos de dióxido de carbono anuales y el ahorro de unos 56.000 litros de combustible.
De la Calle considera que un modelo de referencia es el campus de Alicante: «No vamos a ser pioneros en cerrar nuestro recinto al tráfico», dijo la rectora, que considera que eliminar el tráfico favorecerá el clima de estudio.

Noticia extraída de: La Opinión de Málaga.